¿Los problemas mandibulares causan dolor de cuello?

Hasta el 80 % de las personas experimentan dolor de cuello en algún momento de su vida. Este dolor puede atribuirse a una lesión deportiva, una tensión en el lugar de trabajo o un mal sueño nocturno. Pero con los problemas de la articulación temporomandibular (TMJ, por sus siglas en inglés), el dolor puede comenzar en la mandíbula. ¿Cómo es esto posible?

El hueso del cuello está conectado al maxilar.

Las articulaciones temporomandibulares conectan la parte inferior de la mandíbula con el cráneo. Los músculos unidos a estas articulaciones le permiten hablar, masticar y tragar. Debido a que estas articulaciones conectan el cuello y la mandíbula, la tensión muscular de la mandíbula puede bajar hasta el cuello. Esta tensión puede manifestarse en dolores, espasmos, tensión muscular y flexibilidad reducida.

En pocas palabras, el dolor mandibular puede convertirse fácilmente en un dolor en el cuello. 

Hasta el 70 % de los problemas de cuello pueden estar relacionados con la TMJ. La mala postura del cuello, normalmente identificada por hombros redondeados y la barbilla posicionada hacia adelante, también puede causar problemas en la mandíbula.

¿Qué causa los problemas en la TMJ?

Las causas de trastornos específicos de TMJ no siempre están claras. Más allá de una lesión evidente, puede haber múltiples fuentes para un problema, incluidas las siguientes:

  • estrés y ansiedad (esto puede causar apretamiento de la mandíbula y rechinamiento de los dientes)
  • desalineación de un disco en la articulación temporomandibular
  • mandíbula dislocada
  • artritis

¿Cuáles son los síntomas de los problemas en la TMJ?

Los problemas en TMJ puede manifestarse de formas distintas al dolor en la mandíbula y el cuello. También podría experimentar lo siguiente:

  • dolor en oídos, cara u hombros
  • molestias al usar la boca (masticar, tragar, bostezar y hablar)
  • un sonido de chasquido o rechinado, especialmente al masticar o bostezar
  • dolor o rigidez que le impide abrir o cerrar la boca por completo
  • dolores de cabeza 

¿Cómo se tratan los problemas en la TMJ?

Dado que los problemas en la TMJ puede tener muchas causas, determinar el tratamiento adecuado puede resultar difícil. Los síntomas de los problemas en la TMJ pueden desaparecer por sí solos. Si no es así, puede probar estos tratamientos de cuidado personal y no quirúrgicos. 

  • check-mark-blue

    Pruebe técnicas para aliviar el estrés. Desde el ejercicio a la meditación, cualquier cosa que le ayude a relajarse puede ayudar a aliviar la tensión de la articulación temporomandibular.

  • check-mark-blue

    Coma alimentos blandos. Los alimentos difíciles de masticar pueden sobrecargar los músculos del cuello y la mandíbula, al igual que cargar en exceso cualquier otro músculo del cuerpo.

  • check-mark-blue

    Tome analgésicos de venta sin receta como acetaminofén o ibuprofeno. Para el dolor grave, puede tomar acetaminofén e ibuprofeno juntos. ¡Asegúrese de consultar primero a su médico!

  • check-mark-blue

    Mantenga una buena postura. Si su postura está ejerciendo presión acerca de su cuello, esto puede causar problemas en la TMJ. Afortunadamente, identificar y resolver problemas de postura es sencillo cuando se sabe qué buscar.

  • check-mark-blue

    Aplique calor o bolsas de hielo. Si los problemas en la TMJ están causados por dolor muscular, puede tratarlos como lo haría con cualquier músculo fatigado o excesivamente fatigado. Use hielo para el tratamiento inicial del dolor y la inflamación, y luego cambie al calor después de que la inflamación haya disminuido y solo esté experimentando rigidez.

Si el dolor persiste, su dentista o médico puede recomendarle lo siguiente:

  • fisioterapia
  • ejercicios mandibulares
  • medicamentos con receta
  • un protector bucal nocturno 

En casos infrecuentes, cuando ningún otro método ofrece alivio, puede recomendarse una cirugía.

La rutina diaria

Las personas con problemas en la TMJ también suelen experimentar bruxismo, el término médico para apretar o rechinar los dientes. Debido a que los problemas en la TMJ y el bruxismo comparten muchos síntomas comunes, identificar la enfermedad correcta y sus causas puede ser complejo.

Al igual que con la TMJ, el estrés es una de las principales causas de bruxismo. El bruxismo comparte muchos síntomas con los problemas en la TMJ, incluidos los siguientes:

  • dolores de cabeza
  • dientes dañados, sueltos o incluso caídos
  • alteración del sueño

Encuentre formas de reducir el estrés para ayudar a reducir también el apretamiento y el rechinamiento de dientes. Su dentista puede recomendarle una protección nocturna personalizada para que la lleve mientras duerme.  

 

Sea cual sea la causa, si experimenta dolor de cuello y mandíbula, considere asistir a una consulta profesional para identificar la causa del problema y recibir tratamiento.